Seleccionar página

En las últimas semanas, el CEJ ha sido objeto de ataques infundados, que buscan desprestigiar a nuestra asociación, agremiados y al proceso de elección de magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que se realizará en el presente año. La elección de cuatro de cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional es tan relevante, que algunos sectores pretenden tomar el control o desprestigiarlo desde su inicio.

El día viernes 19 de enero, el CEJ asumió la presidencia del Comité Electoral de la Federación de Asociaciones de Abogados de El Salvador (FEDAES), el ente encargado de esta importante etapa del proceso electoral de magistrados, con el voto favorable y voluntario de seis de las ocho asociaciones que integran la FEDAES. Consideramos que dicho respaldo es gracias al trabajo que venimos realizando desde hace más de dos años, con vistas a un proceso de elección tan trascendental como es la conformación de la Sala de lo Constitucional. Con nuestro trabajo y aporte, pretendemos que los procesos de elección para la más alta magistratura de la CSJ, se realicen de manera objetiva y transparente, atendiendo a criterios en los que prevalezca la moralidad y competencia notoria de los aspirantes.

Nuestra asociación ha realizado aportes importantes en aras de solventar de manera adecuada el compromiso institucional de organizar y administrar el proceso de elección de magistrados que nuestra Constitución nos encomienda. Se han realizado propuestas públicas para mejorar los mecanismos de selección; se ha cuestionado públicamente a los miembros de la Asamblea Legislativa sobre el proceso que se sigue ante dicho Órgano del Estado; se han liderado iniciativas en favor de la imparcialidad de las instituciones y la transparencia, y sometimos a un riguroso proceso interno a nuestros miembros que optaron por postularse como candidatos.

De manera irresponsable y dolosa, la Unidad Nacional de Abogados por la Justicia y la Democracia (UNAJUD) ha fabricado el supuesto hecho de que nuestra asociación ofreció a las otras entidades que integran la FEDAES, cantidades de dinero para asumir la presidencia del Comité Electoral. Ante esta situación, hemos rechazado enfáticamente estas acciones que pretenden desprestigiar al CEJ y a sus miembros, por lo que iniciaremos acciones judiciales encaminadas a preservar la integridad, el buen nombre y el prestigio de nuestra asociación, sus representantes y agremiados.

Este tipo de acciones solo nos confirman que vamos por buen camino en el trabajo realizado y que los procesos que se vienen en los próximos meses serán fundamentales, por lo que debemos seguir trabajando de manera firme. Los ataques no nos amedrentan. Como lo hemos hecho en los últimos meses, nos mantendremos trabajadores y vigilantes para que los procesos llevados a cabo ante la FEDAES y el Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ), se constituyan en verdaderos espacios en los que impere el mérito de cada profesional para optar al cargo y no se limiten a ser simples pasapapeles o espacios de negociaciones políticas.

Desde el CEJ nos mantenemos activos en los distintos espacios para garantizar que el proceso de elección de magistrados que se llevará a cabo ante la FEDAES, el CNJ y la Asamblea Legislativa, se realice de manera transparente y bajo las reglas establecidas en los reglamentos respectivos. Sépanlo y entiéndanlo: seguiremos luchando por la independencia judicial.